DICCIONARIO MÉDICO

Bulimia

Trastorno de alimentación caracterizado por episodios incontrolados de atracones de comida seguidos normalmente de vómitos y consumo de laxantes en exceso, para evitar aumentar de peso.

Causas y sintomas

Se desconoce la causa exacta de la bulimia, pero se piensa que los factores que contribuyen a su desarrollo son: problemas familiares, comportamientos perfeccionistas y un excesivo énfasis en la apariencia física. La bulimia puede estar asociada a la depresión y ocurre más frecuentemente en mujeres adolescentes. Las mujeres resultan afectadas con más frecuencia que los hombres.

Los síntomas de bulimia siempre incluyen episodios recurrentes de:

  • Ingestión excesiva de alimento
  • Vómito provocado
  • Uso inapropiado de diuréticos y laxantes
  • Deshidratación
  • Comportamiento excesivamente orientado hacia el logro
  • Alteraciones menstruales
  • Aumento y bajadas de peso

Los síntomas de la bulimia pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos.

Evaluación

El diagnóstico de bulimia no se hace hasta que se hayan descartado otras causas de pérdida de peso. El médico determinará si las anomalías endocrinas, metabólicas, digestivas y del sistema nervioso central pueden explicar dicha pérdida de peso.

Se hacen exámenes para ayudar a determinar caries dental o infecciones de la encía. El esmalte de los dientes puede estar erosionado o picado por la excesiva exposición a los ácidos del vómito.

Un estudio ampliado de química sanguínea puede revelar un desequilibrio electrolítico o deshidratación.

Tratamiento

El tratamiento de bulimia generalmente consiste  en romper el ciclo de ingestión excesiva de alimento y vómito autoinducido. El tratamiento ambulatorio puede incluir técnicas de modificación de la conducta, así como terapia individual, de grupo o familiar.

Se debe establecer un plan a seguir bajo supervisión del terapeuta que establecerá unas bases:

  • Voluntariedad en llevar una pauta de tratamiento
  • Disciplina en las dietas, y con las hospitalizaciones si son necesarias
  • Control de peso en los objetivos proyectados
  • Hacer una vida social normal
  • Regularidad en las consultas individuales o familiares
  • Control médico

Las personas que son capaces de iniciar y seguir una terapia, tienen mayores probabilidades de obtener una mejor recuperación.

Riesgos

  • Posibles riesgos asociados a este trastorno de alimentación:

    • Pancreatitis
    • Caries dental
    • Inflamación de la garganta
    • Anormalidades electrolíticas
    • Deshidratación
    • Estreñimiento
    • Ruptura/rompimiento del esófago
    • Hemorroides
  • Consideraciones

    Realizar programas de prevención y formación en actitudes saludables y realistas hacia el peso y la dieta pueden ser de gran ayuda.

    ¿Quieres opinar?
    Déjanos tu opinión y ayuda a otros pacientes.
    ¿Eres profesional?
    Si eres profesional de la salud te interesa más que a nadie estar aquí.