50.211 Especialistas
11.380 Clinicas
5.666 Opiniones
 

DICCIONARIO MÉDICO

Depresión

  • Conjunto de síntomas o síndrome, que repercute y afecta los aspectos emocionales del sujeto. Se caracteriza por un sentimiento de tristeza, melancolía, infelicidad o decaimiento. La mayoría de las personas se sienten de esta manera durante períodos cortos en la vida.

    La depresión clínica es un trastorno del estado anímico que interfiere con la vida diaria durante un tiempo prolongado.

    Debemos diferenciar entre estar tristes que es algo normal y sano de la depresión patológica. Los tipos de depresión pueden ser:

    • Depresión grave: aparición de 5 o más síntomas característicos de la depresión durante al menos dos semanas, aunque esta afección tiende a continuar por al menos 6 meses.
    • Depresión atípica: Los síntomas abarcan comer y dormir en exceso. Estos pacientes tienden a tener un sentimiento de estar oprimidos y reaccionan fuertemente al rechazo.
    • Distimia: una forma de depresión más leve que dura hasta 2 años.
    • Depresión posparto: presencia de síntomas depresivos después de tener al bebé, pero la verdadera depresión posparto es poco común.
    • Trastorno disfórico premenstrual: síntomas depresivos que ocurren una semana antes de la menstruación y desaparecen después de menstruar.
    • Trastorno afectivo estacional: ocurre durante las estaciones de otoño e invierno y desaparece durante la primavera y el verano, probablemente debido a la falta de luz solar.
  • Causas y sintomas

  • La depresión puede ser hereditaria, un comportamiento aprendido o ambos. Incluso si los genes hacen que una persona tenga mayor probabilidad de presentar depresión, un hecho estresante o una vida infeliz generalmente desencadenan el comienzo de un episodio depresivo.

    Las causas de la depresión pueden ser:

    • Una tragedia,
    • Muerte de alguien cercano
    • Decepciones sentimentales
    • Eventos en la infancia como maltrato o rechazo
    • Estrés crónico
    • Una desilusión en el hogar, en el trabajo o en la escuela  
    • Medicamentos como tranquilizantes y antihipertensivos
    • Enfermedades como hipotiroidismo (baja actividad de la tiroides), cáncer o hepatitis
    • Deficiencias nutricionales (como falta de folato y ácidos grasos omega-3)
    • Pensamientos demasiado negativos acerca de uno mismo y la vida, culparse a sí mismo y fracaso con las habilidades para resolver problemas sociales
    • Un dolor prolongado o tener una enfermedad grave
    • Problemas de sueño
    • Aislamiento social (común en los ancianos)

    La depresión se puede manifestar de múltiples formas como:

    • Problemas cognitivos
    • Alteraciones volitivas
    • Trastornos somáticos

    La depresión puede producir síntomas como:

    • Tristeza patológica
    • Trastornos del humor
    • Decaimiento
    • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño
    • Cambio dramático en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso
    • Fatiga y falta de energía
    • Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa inapropiada
    • Dificultad extrema para concentrarse
    • Agitación, inquietud e irritabilidad
    • Inactividad y retraimiento de las actividades usuales
    • Sentimientos de desesperanza y abandono
    • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

    Esto a su vez repercute en la vida cotidiana de la persona de forma negativa mediante:

    • Descenso del rendimiento profesional
    • Pobre rendimiento escolar o académico
    • Empobrecimiento de los vínculos sociales
  • Evaluación

    Para realizar el diagnóstico, se lleva a cabo la historia clínica completa del paciente, una entrevista psicológica y se realiza un examen médico para detectar la existencia de causas físicas como consumo excesivo de alcohol o baja actividad de la tiroides.

    Tratamiento

    El tratamiento depende de las causas y gravedad de los síntomas, así como las preferencias personales del paciente.

    La depresión puede tratarse tanto por medio de:

    • Abordajes médicos
    • Psicológicos
    • Multidimensionales

    El tratamiento más efectivo para una depresión moderada es la combinación de terapia psicológica y la administración médica de antidepresivos. El tratamiento para la depresión leve, es suficiente con terapia y desarrollo de habilidades personales sin ser necesaria la administración de medicamentos.

    Si la persona está tomando otros medicamentos que pudieran causar depresión como efecto secundario, es posible que sea necesario cambiarlos. Pero no se debe cambiar ni dejar de tomar ningún medicamento sin consultarlo con el médico.

    En algunos casos, es necesaria la hospitalización del paciente, sobre todo en los casos donde la persona es incapaz de valerse por sí misma o han tenido algún episodio suicida.

    Riesgos

  • La persona debe consultar con el médico si:

    • Presenta episodios frecuentes de llanto con poca o sin ninguna provocación.
    • Ha tenido sentimientos de depresión que perturban la vida laboral, escolar o familiar por más de dos semanas.
    • Presenta 3 o más de los síntomas de depresión.
    • Piensa que uno de los medicamentos que está tomando actualmente puede estar causándole depresión.

  • ¿Quieres opinar?
    Déjanos tu opinión y ayuda a otros pacientes.
    ¿Eres profesional?
    Si eres profesional de la salud te interesa más que a nadie estar aquí.


     
     
     
     
    Directorio de Especialistas médicos
    Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
    Logotipo de Pago estándar
     
     
     
      NABOO CRUISER S.L. (QUÉ MÉDICO) / CIF: B-85741486 / Plaza Santa María Soledad Torres Acosta, 2 / 28.004 Madrid / España / contacto@quemedico.com  
    x

    Login

    1. Recordar contraseña
    2. ¿No eres aún usuario? Aquí puedes darte de alta
    o entra conconnect Aceptar

    COPYRIGHT

    © Copyright 2010-12, NABOO CRUISER, S.L. (QUÉMÉDICO)

    Todos los derechos reservados.

    Todo el contenido incluido en este site -diseño, textos, código HTML, gráficos, logotipos, iconos y botones-, así como el software utilizado, es propiedad de QUÉMÉDICO o de sus proveedores de contenido y está protegido por las leyes de Copyright españolas e internacionales.

    Todo el software utilizado en este site es propiedad de QUÉMÉDICO o de sus proveedores de software, y está protegido por las leyes nacionales e internacionales de Copyright.

    Cualquier uso, incluida la reproducción, modificación, distribución, transmisión, reedición, arreglos o representación del contenido de este sitio web está estrictamente prohibido salvo consentimiento expreso de QUÉMÉDICO.