Qué Médico

Cirrosis

Descripción

Insuficiencia hepática y cicatrización del hígado.

Causas

La cirrosis se presenta por una enfermedad hepática crónica, una incapacidad del hígado para ejercer sus funciones. El alcoholismo prolongado y la infección por hepatitis C son algunas de las causas comunes de esta enfermedad.

Otras causas de cirrosis pueden ser:
- Infecciones crónicas por virus (Hepatitis B)
- Trastornos en el sistema de drenaje del hígado, efectos de las vías biliares (obstrucción biliar)
- Fibrosis quística
- Aumentos en la absorción de hierro o de cobre, que se depositarán en el hígado. (hemocromatosis y enfermedad de Wilson).

Muchos pacientes permanecen sin síntomas durante años, lo que retrasa el diagnóstico.

Los síntomas que indican el desarrollo de cirrosis pueden ser:

  • Ascitis, aumento de presión en la vena porta, que causa acumulación de líquido en el abdomen.
  • Hinchazón de las piernas
  • Dilatación peligrosa de las venas del esófago (varices esofágicas)
  • Vómito con sangre
  • Alteraciones del cerebro, con somnolencia y confusión debidos a la circulación de amoníaco en sangre (encefalopatía hepática)
  • Ictericia, apariencia amarilla de la piel y las mucosas debido al exceso de bilirrubina circulante.
  • Vasos sanguíneos pequeños, rojos y en forma de araña bajo la piel
  • Debilidad
  • Pérdida de peso
  • Náuseas  y vómitos
  • Impotencia y pérdida del interés sexual
  • Hemorroides sangrantes

Síntomas adicionales que pueden asociarse con la enfermedad:

  • Disminución del gasto urinario
  • Hinchazón generalizada
  • Heces pálidas o de color arcilla
  • Hemorragia nasal o encías sangrantes
  • Ginecomastia (desarrollo de las mamas en el hombre)
  • Dolor abdominal
  • Indigestión abdominal
  • Fiebres

Los síntomas pueden desarrollarse gradualmente y también es posible que no se presenten.

Evaluación

Se realiza una exploración del hígado, si hay hipertensión portal se encontrará líquido en el abdomen (ascitis) y un bazo aumentado de tamaño.

Análisis de sangre. Los glóbulos rojos están disminuidos en la sangre (anemia), y existen alteraciones de la coagulación y disminución de la albúmina en sangre.

El análisis de sangre puede  revelar problemas hepáticos:

  • Anemia (detectada en un CSC)
  • Anomalías en la coagulación
  • Enzimas hepáticas elevadas
  • Bilirrubina elevada
  • Albúmina sérica baja
  • Agrandamiento del hígado (que se observa en una radiografía abdominal)

La biopsia del hígado confirma el diagnóstico definitivo de cirrosis. Se toma una muestra del área alterada para su posterior análisis.

Radiografía abdominal o Ecografía abdominal, que mostrará una situación hepática alterada, además la desestructuración del hígado, y el bazo grande. Una radiografía con contraste puede mostrar las varices esofágicas.

Si existen varices esofágicas, se visualizarán por medio de la endoscopia.

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de las siguientes pruebas:

  • Examen de colesterol
  • Complemento
  • Alfa-fetoproteína
  • Renina
  • Examen de magnesio sérico

Riesgos

Los posibles riesgos y complicaciones de la cirrosis, pueden ser:

  • Sangrado por várices esofágicas
  • Hipertensión portal
  • Encefalopatía hepática
  • Confusión mental
  • Coma
  • Acumulación de líquidos abdominales (ascitis) e infección del líquido (peritonitis bacteriana)
  • Sepsis
  • Cáncer hepático (carcinoma hepatocelular)
  • Insuficiencia renal (síndrome hepatorrenal)

Consideraciones

Acuda a su médico si hay vómito con sangre o si se presentan cambios rápidos del estado de alerta o de conciencia.

El hecho de sobrevivir depende de la severidad de las complicaciones y las causas subyacentes.

Últimas opiniones

Simona Mirela Iftene

La mejor especialista por Anónimo hace dos días

Eternamente agradecida por lo ayuda que siempre nos brinda.... y si, la mejor doctora.

David López Gomez

Terapia eficaz y gran profesional por Anónimo hace tres días

Acabo de terminar una terapia con el Dr. López y me siento muy satisfecha. En todo momento, me he sentido escuchada con gran respeto, y puedo decir que he recuperado mi estabilidad emocional, alegría y serenidad. ¡He vuelto a ser la que era!

David López Gomez

Gran profesional por Anónimo hace cuatro días

Despues de mis andaduras por diversos especialistas de psiquiatria por fin en pocos meses de tratamiento hemos conseguido encontrarme mucho mejor. He tenido mucha suerte el haberle conocido

Busca
tu nuevo especialista