Qué Médico

Cirugía cardiovascular

Descripción

Procedimiento quirúrgico para restaurar el flujo sanguíneo de las arterias coronarias obstruidas o bloqueadas.

Causas y Síntomas

Las arterias coronarias que nutren el músculo cardíaco con oxígeno y nutrientes  pueden quedar obstruidas, bloqueándose y dejando de llevar, poco a poco, la sangre necesaria al corazón, por la acumulación de grasas y colesterol. Esta acumulación de placa de grasa y colesterol se denomina aterosclerosis que desemboca en enfermedad isquémica cardíaca o enfermedad de las arterias coronarias y puede provocar dolor cardíaco (angina).

Entre los síntomas principales de la enfermedad cardíaca isquémica están:

- Angina (dolor torácico)

- Dificultad respiratoria.

- Pesadez

- Presión u Opresión detrás del esternón, en brazos o cuello.

- Sensación de ardor  

En algunas ocasiones, se sospecha enfermedad coronaria si hay antecedentes familiares de enfermedad cardíaca o cuando se combinan otros factores como colesterol elevado en la sangre, diabetes, presión arterial alta, consumo de cigarrillos y pertenecer al sexo masculino.

Algunas veces, la enfermedad de las arterias coronarias no causa dolor hasta cuando el flujo de sangre al corazón es críticamente bajo y el músculo comienza a morir.

El primer síntoma de enfermedad de las arterias coronarias en este caso puede ser un ataque cardíaco potencialmente mortal. En personas con diabetes, la enfermedad de las arterias coronarias asintomática, es muy común.

Propósito del examen

Debido a que la enfermedad de las arterias coronarias varía mucho de una persona a otra, también es variable la manera de diagnosticarla. La cirugía cardiovascular es una opción de tratamiento para la enfermedad cardíaca isquémica.

La cirugía coronaria es recomendada cuando se presenta enfermedad de la arteria coronaria izquierda principal, hay enfermedad de tres o más vasos (enfermedad vascular triple) o cuando se presentó una falla del manejo no quirúrgico, el cual incluye medicamentos y/o angioplastia.

Riesgos

  • Las condiciones de salud que se deben considerar antes de la cirugía son:

    • Edad: los pacientes de más de 70 años tienen un riesgo ligeramente mayor de complicaciones.
    • Género: las mujeres tienen un riesgo ligeramente mayor.
    • Cirugía cardíaca previa que determina un riesgo mayor.
    • Tener otra afección grave (como diabetes, enfermedad vascular periférica, enfermedad renal o enfermedad pulmonar).

    Los principales riesgos son:

    • Ataque cardíaco.
    • Accidente cerebrovascular
    • Coágulos sanguíneos.
    • Muerte.
    • Infección de la herida en el esternón.
    • Síndrome de pospericardiotomía (fiebre y dolor en el pecho).
    • Ardor, sensación de adormecimiento o amoratamiento en la incisión en el pecho o en el sitio de extracción del injerto.
    • Sufrir cambios de carácter y sentirse deprimido.
    • Perder el apetito.
    • Pérdida de memoria y pérdida de claridad mental o "pensamiento difuso".
    • Riesgo de hemorragia intensa.
    • Reacciones a los medicamentos y los problemas respiratorios.
  • Consideraciones

    La cirugía cardiovascular mejora el flujo sanguíneo al músculo cardíaco pero NO previene el posible bloqueo coronario, lo cual hace necesario adoptar cambios en el estilo de vida, como no fumar, una mejor alimentación, la práctica regular de ejercicios y el tratamiento de la hipertensión y el colesterol alto.

    Hasta los 3 o 6 meses después del procedimiento, es imposible comprobar los beneficios totales de la operación.

    Se permiten todas las actividades que no causen fatiga. Las actividades sexuales se pueden reanudar cuatro semanas después de la cirugía.

    Actualmente, una de las técnicas más novedosas de realizar la cirugía cardiovascular, es con la ayuda de un robot, que permite al cirujano llevar a cabo la operación aun sin encontrarse en la misma habitación que el paciente.

    Últimas opiniones

    Centro Svenson Bilbao

    Buena clinica por Begoña ayer

    Teatamientos con resultados y profesionales maravillosos.Da gusto acudir al centro. Te escuchan y resuelven tus problemas.

    Francisco Jesus Laso Dosal

    El mejor dermatólogo de Cantabria por Isabel hace dos días

    Me solucionó en un mes un problema de rosácea que llevaba padeciendo cinco años (ya me habían tratado otros dos dermatólogos sin resultado alguno). Nunca lo olvidaré. Gracias, Dr. Laso

    César Carrera Puerta

    Le debo la vida por José Luis Jimeno Zarza hace dos días

    Me operó de un cáncer de próstata muy avanzado (grado 4). Todo bien, no solo bien, excelente. Estuvo conmigo en todo momento, me sentí apoyado y seguro. No puedo más que agradecerle a él y a todo su equipo lo que han hecho por mí.